15.4.15

Dormir en el paraíso: cómo elegir la mejor sábana

 Por Hernán Levy, Gerente Comercial de Oregon Hotel (www.oregonhotel.com.ar)


En la actualidad cuando un cliente ingresa a una boutique de productos textiles premium para la habitación y el baño trae consigo un bagaje de información mucho mayor al de años anteriores, y también hace preguntas cada día más específicas. El consumidor se ha vuelto más exigente y con ello la producción de sábanas debe estar a la altura de sus requerimientos.

Las sábanas son tan importantes que los hoteles de alta gama buscan día a día seducir a sus pasajeros con las más sofisticadas experiencias del dormir, para ello recurren a secretos profesionales. Por eso recurren a sábanas de algodones de alta cantidad de hilados con sofisticados blends (mezclas de fibras) que hace del dormir una experiencia única, fresca, suave, relajada. Estos tejidos son es su mayoría importados, sometidos a controles en la selección de los hilados y en todos los procesos de producción

En la calidad de la tela influyen varias consideraciones a tener en cuenta. Una de ellas es la cantidad de hilos por pulgada cuadrada que conforma el género. El detalle, es que para que entren más hilos en un mismo espacio, éstos deben ser más finos y así la tela se vuelve más suave. Por eso, se asocia a la mayor cantidad de hilos con una mejor calidad.

Otra característica a tener en cuenta es qué porcentaje de algodón y poliéster posee la sábana. Las que son 100% algodón son más frescas, livianas y suaves, pero se arrugan con gran facilidad. En cambio, si en su composición está incluido el poliéster, éste garantiza que no se produzcan tantas líneas en la tela. Además, le da una mayor durabilidad a la pieza.

Por lo dicho, la calidad deriva de los procesos a los que se somete el algodón desde que se extrae hasta que se empaca la sábana. Otro ejemplo, es que el algodón egipcio posee mejores características, propias de la región en la que crece. Las sábanas hechas 100% con este algodón son las más suaves.

Los algodones se diferencian por ser cardados o peinados. Cuando se lo peina se pueden extraer fibras más largas, entonces se evitan futuros cortes que luego forman el pilling (las famosas bolitas que a todos nos molestan). Otro momento importante es el del teñido: este proceso puede hacerse con la sábana tensionada y así no perderá nunca sus dimensiones originales.

La calidad de un juego de sábanas dependerá de un conjunto de elementos, hay que tenerlos en cuenta a todos.


/* blog_palermo */ 2

Imanes para Utilirarios

Imanes para Utilirarios
Imanes para Autos

Páginas vistas la semana pasada

buscador blog