17.2.15

Club del Progreso: Gramajo y más allá

Desde las cuatro de la tarde y hasta las ocho, en la barra estival
Manuel Quintana, en su Jardín Victorino de la Plaza, o en el patio
colonial de piso en damero, el Club del Progreso prepara delicias
pensadas para espíritus con gula: se sirven la suculenta Picada Alem,
plena de quesos, longaniza y sopressata; las empanadas de carne
cortada a cuchillo; el sándwich de bondiola braseada; y el pastrami
"Del Progreso" con lonjas de carne marinada. Con el té, de la
pastelería histórica del Club salen gloriosas cheescake, tarta de
manzana, pasta frola y torta del día: una visión de cremas, mousse y
chocolates.

Y cuando ya pasaron las ocho, y la cocina empieza a humear con hálito
propio, llega el bocado que el historiador Félix Luna consignó como
favorito del coronel santiagueño Artemio Gramajo: ayudante del General
Julio A. Roca y también miembro del honorable Club del Progreso: la
gloriosa creación hecha con papas fritas muy finas, fetas de jamón
serrano cordobés salteado, arvejas y huevos. Al plato o al pan, como
lo prefería el coronel al que debe su nombre, hoy todavía se sirve con
idéntico afán en el restaurante.



En Sarmiento 1334/ 4372 3380/ 3350// www.clubdelprogresorestaurante.com

Consumo promedio: $100/ Estacionamiento sin cargo en Sarmiento 1358

/* blog_palermo */ 2

Imanes para Utilirarios

Imanes para Utilirarios
Imanes para Autos

Páginas vistas la semana pasada

buscador blog