16.7.13

Camioneros abotonados. Toda la información sobre los camioneros abotonados. El acoplado le quedó roto.

Cama en cabina de camión
Dos camioneros terminaron hospitalizados luego de mantener relaciones
sexuales ya que no podían separarse. El caso explotó en las redes
sociales con comentarios ácidos y ocurrentes.

La sexóloga paranaense Patricia Smith, miembro de la Asociación
Sexológica del Litoral, habló con el diario Uno de Santa Fé y
especificó que le sucedió a los choferes es muy poco común y de escasa
incidencia poblacional.

Dos choferes, uno de Lobería y otro oriundo de Balcarce, aguardaban el
movimiento de carga y descarga en Puerto Quequén, Necochea, cuando
decidieron mantener relaciones sexuales. Ingresaron en la cucheta del
camión de uno de ellos, pero al rato debieron ser internados en el
hospital municipal Emilio Ferreyra de Necochea porque no podían
separarse.

"No es común lo que le sucedió al camionero. Hay personas en las que
se produce una especie de espasmo del músculo del esfínter anal y eso
impide, al estar tan contraído, que el pene de la otra persona salga.
Entonces, el pene queda aprisionado en el músculo del esfínter del
ano, que es un músculo muy potente", explicó la sexóloga.

Insistió en que lo sucedido es de muy baja incidencia a nivel
poblacional. "Depende mucho de características individuales y, más que
nada del estres o la situación de miedo por la cual pueda estar
pasando, al estar, por ejemplo en este caso, en un lugar no muy
adecuado, ahí es donde se genera el espasmo del espasmo del esfínter
anal".

Smith detalló que pueden darse espasmo del esfínter anal que duren
segundos, o un minuto. Lo raro es el tiempo que duró el de este
camionero, que debió ser trasladado para recibir ayuda médica.

El músculo esfínter interno del ano o esfínter anal interno, se
encuentra en la parte interior del recto, del cual es una continuación
de su capa muscular circular interior. Es uno de los dos esfínteres
del ano.

La doctora mencionó que el método para poder relajar el esfínter
consiste en aplicar anestesia o corticoide. Como se trata de una
respuesta más bien neurógena, no es necesario realizar ningún tipo de
corte.

Dos choferes, cansados de la espera y el frío, tuvieron sexo en la
cucheta de un camión, mientras aguardaban el movimiento de carga y
descarga en Puerto Quequén, Necochea.

Pero, para su mala fortuna, terminaron en el hospital.

Los "rudos" camioneros sucumbieron a la tentación y se entregaron al
placer, con la mala suerte de terminar en una situación "indecorosa"
en el hospital municipal Emilio Ferreyra de Necochea. Testigos
ocasionales comentaron que "se abotonaron, no los podíamos separar",
publica LaAgenciaNova.

Pero esta no fue la peor parte de la historia para los desafortunados
camioneros oriundos de las localidades de Lobería y Balcarce. Uno de
ellos informó a su empleador que sufrió un pequeño accidente en
Necochea.

El bien intencionado hombre llamó a la esposa y la acompañó a
reencontrarse con su marido "herido". (Fuentes: Nova y Crónica).

Hay amores que abotonan. Uno de los camioneros quedó con la parte de
atrás del acoplado rota. Putos eran los de antes.
Walter Baños, el autor de la nota de los camioneros de Necochea, habló
con el programa "La Máquina de la mañana" que se emite por FM Latina
(101.1).
En la nota dio detalles acerca del hecho del que habla el país.
Camión

En el hospital de Necochea me dijeron que nunca llegaron los
camioneros abotonados, ¿la noticia es real?

Tiene razón, no llegaron. Fueron desviados directamente a una clínica
privada de la obra social del gremio. Me enteré por un camionero amigo
que me llamó y me contó. Llegué justo en el momento que la ambulancia
se iba. Uno de ellos se estaba desangrando y se lo llevó la ambulancia
de urgencia. Fueron llevados en silla de ruedas uno encima del otro en
la falda.

¿Pudiste hablar con alguno de los médicos?

Extraoficialmente, sí. Pero nadie quiere dar la cara. No puedo decir
sus nombres porque la próxima vez no te avisan de nada. Esto es
verdad. Incluso, se esta tramitando el divorcio de uno de los
involucrados. El dueño de la flota avisó a la mujer para vaya a la
clínica porque debía firmar la autorización para la intervención
quirúrgica. Cuando la mujer llega al lugar, vio la escena y le pidió
el divorcio en el mismo momento. Uno de los camioneros era de Balcarce
y el otro de Lobería.

No hay comentarios:

/* blog_palermo */ 2

Imanes para Utilirarios

Imanes para Utilirarios
Imanes para Autos

Páginas vistas la semana pasada

buscador blog