3.4.13

LA TERAPIA DEL FUTURO PARA CURARSE HOY


Qué es la TCMM



Lleva quince años de desarrollo e investigación y es un invento argentino que trata en forma segura y eficaz múltiples problemas de salud en adultos y niños. Utiliza  campos magnéticos parecidos a los de la célula humana y es mucho más que kinesiología.

A simple vista, se trata de aparatos electrónicos adosados a una camilla, nada que parezca extraño en un consultorio kinesiológico. Pero la TCMM está cambiando el concepto de los tratamientos fisiátricos, acercándolos cada vez más a la biomedicina y a la biología celular, con efectos que se pueden verificar mediante análisis de laboratorio y abarcan afecciones múltiples.

La terapia de campos magnéticos en microgauss (TCMM) es un invento argentino patentado en 2001, e incluso en Estados Unidos en 2002.
       Se utiliza hace quince años en rehabilitación de lesiones deportivas, en atletas de élite. Los efectos más utilizados hasta ahora son la cicatrización de heridas y lesiones musculares, así como la consolidación de fracturas, donde esta terapia reduce el tiempo de inmovilización y recuperación. En 1982 la FDA de USA otorgó la calificación de “segura y eficaz” a esta tecnología, recomendando su aplicación en fracturas que no se unían.
Pero sus beneficios son múltiples. Estos abarcan las lesiones y patologías óseas, articulares, tendinosas y musculares, campo de la traumatología y la ortopedia, así como afecciones no traumáticas; artritis, artrosis, trastornos del colágeno, neuritis, neuropatías, secuelas de ACV, fibromialgia, etc. También se tratan las úlceras varicosas y la hipertrofia prostática. La terapia con campos magnéticos en microgauss , por su acción sobre el colágeno tipo 1, también ha demostrado efectividad en diversas afecciones de piel, como el acné.
“Los últimos estudios- explica el Dr. Esteban Busto, director de KMI Kinesiología y Medicina Integrativa, experto en tratamientos con TCMM- demuestran que, además de obtener resultados muy positivos tanto en niños como en adultos en la cura de lesiones deportivas, cicatrización de heridas, rehabilitación de traumatismos y afecciones osteoarticulares, la TCMM es altamente eficaz para la osteoporosis y la osteopenia.”

 “Según una investigación realizada por el Dr. en kinesiología Abel Lemiña,
el 80% de los pacientes tratados registró en sus densitometrías un aumento de la masa ósea, sin necesidad de tomar fármacos.”
“También se sumó experiencia en el tratamiento de la fibromialgia y el  síndrome de fatiga crónica, con gran cantidad de pacientes que experimentan notables mejorías”, comenta el  director de KMI.
“En el alivio del dolor osteomuscular, especialmente cervicalgia y lumbalgia, se han realizado tratamientos exitosos; e incluso sobre estas dos afecciones, se hizo una investigación premiada, en el ámbito hospitalario de nuestro país”, afirma el especialista.

Cómo trabaja la TCMM

       Las sesiones se realizan en gabinete, con el paciente cómodamente acostado. Duran alrededor de una hora. No causan molestias ni dolores, solo se siente una gran relajación.
      Un punto clave que diferencia a la TCMM de otras terapias magnéticas anteriores es que en éstas, se usan frecuencias de hasta 300 gauss y en la TCMM se utilizan bajas frecuencias, expresadas en microgauss. Esta frecuencia es muy próxima a la que tiene el campo magnético de las células humanas.
La TCMM produce en el organismo una variedad de efectos benéficos, que se van potenciando unos con otros.

·        El primero es una vasodilatación, sin efecto calórico, con un aumento de la disponibilidad del oxígeno en los tejidos.

·        Las moléculas de colágeno se estabilizan y se activa la elastina. Esto genera una revitalización profunda del tejido conectivo, lo que se demuestra claramente en la aceleración de los tiempos y calidad de cicatrización de heridas: es especialmente eficaz en úlceras varicosas, lesiones de piel de origen traumático y quemaduras profundas.
·        Otras acciones actúan en sinergia con las anteriores: esta terapia inhibe la producción de radicales libres y en el caso de la osteoporosis, optimiza las condiciones para que los osteoblastos, células generadoras de hueso, trabajen nuevamente a plena capacidad.
·        Se ha verificado el restablecimiento de la conducción del tejido nervioso, posiblemente por regeneración de mielina.
Fuente: KMI, Kinesiología y Medicina Integrativa. Dr. Esteban Busto. M.N. 90452. Güemes 4070 PB A, CABA, tel. 011- 4832 – 2744
KMI, Kinesiología y Medicina Integrativa ofrece alternativas terapéuticas con respaldo científico, eficaces y seguras para distintas patologías y problemas de salud como osteoporosis, fibromialgia y osteopenia.

No hay comentarios:

/* blog_palermo */ 2

Imanes para Utilirarios

Imanes para Utilirarios
Imanes para Autos

Páginas vistas la semana pasada

buscador blog