4.4.12

LA SEMANA EN POCAS PALABRAS. Entramos en la etapa De La Rua, pero con Cristina. Ahora es todo bajada.

La realidad. El país entró a un tobogan. El tobogán económico. El que
gobierna y denota todo el poder es el monje negro Julio De Vido.
Cristina la sacan de paseo como a Isabelita, con su diario armado con
buenas noticias. La realidad impone otra vez la miseria violenta y los
asaltos más violentos. 8 millones de pobres estructurales. Argentina
no avanza. Se destuyen por día cientos de puestos de trabajo. Los K
cerrados en su propio discurso que ya no lo escucha nadie.

Mucho se debate si la economía se encuentra en caída, estancada o en
recuperación. No existen dudas respecto a que la actividad se frenó
abruptamente y comenzó a caer durante el último trimestre de 2011.
Aquellos meses fueron protagonizados por subas de las tasas de
interés, desaceleración del crédito, prohibición a la compra de moneda
extranjera, sequía en el campo, cambios regulatorios que afectaron la
demanda inmobiliaria, desaceleración post electoral de la obra pública
y freno indiscriminado a las importaciones.
Como si esto fuese poco, las expectativas de los consumidores
registraron las mayores caídas desde 2009 producto de las
restricciones a la compra de divisas, los anuncios de eliminación de
subsidios y las promesas del Ejecutivo Nacional de fijar un techo del
18% a los ajustes salariales, muy por debajo de la inflación real.
El inicio del 2012 trajo alivio en algunos de estos frentes y los
indicadores capturaron una leve mejoría. Las tasas de interés bajaron
abruptamente, se atenuó el impacto de la sequía (y subieron los
precios internacionales), el crédito se estabilizó, el gasto público
continuó creciendo a buen ritmo y la eliminación de los subsidios fue
puesta en revisión. Mientras tanto, los salarios nominales privados
siguieron en alza producto de los ajustes rezagados de las paritarias
2011 (en febrero crecieron 1,3% m/m y 35% a/a).
Estos elementos habrían sido suficientes para detener la caída del
consumo, pero lejos están de revertir la contracción de la inversión,
producto de la mayor incertidumbre política y regulatoria, el freno a
las importaciones de bienes de capital, la virtual prohibición a girar
utilidades al exterior y el propio freno del consumo. De acuerdo a
fuentes privadas, la inversión cayó 4% a/a en febrero, su primera
caída desde la crisis de 2009.
A pesar del cocktail recesivo que se ofrece desde octubre pasado, los
datos conocidos en la semana arrojan señales contradictorias. De un
lado, el relevamiento de ventas minoristas elaborado por CAME mostró
números rojos en marzo, con una caída interanual del 2%, cuando venía
de registrar una expansión del 6,8% en 2011.
Del otro, las ventas de autos y la recaudación tuvieron buenos
desempeños. Las ventas de 0 km. aumentaron 21% a/a en marzo luego de
una caída de 3,3% a/a en febrero. En el primer trimestre, las ventas
crecieron 9% respecto a igual período del año pasado, muy por debajo
del crecimiento de 2011 pero todavía en territorio positivo.
La recaudación de AFIP mostró un aumento del 29% interanual en marzo,
destacándose el alza del 38% del IVA-DGI. Este dato, más allá de la
mayor cantidad de días hábiles, muestra un robusto crecimiento de la
demanda nominal.
Los primeros relevamientos privados de inflación muestran una
importante aceleración en marzo, con aumentos rondando el 2,5% mensual
(22% a/a), principalmente impulsados por los alimentos. Aunque resulte
prematuro afirmarlo, este dato es consistente con un consumo todavía
tonificado y una oferta en retracción por falta de inversiones y
cierre de importaciones. Un espejo de lo que podría ser el resto del
año.
Una lectura balanceada de los últimos datos de actividad y precios
sugiere que todavía resulta prematuro asegurar que la economía se
encuentra en franca recuperación. Apenas permiten inferir que el
consumo habría comenzado a estabilizarse y, en el mejor de los casos,
estaría creciendo a marcha lenta y selectiva, a la espera de los
resultados de las próximas paritarias. Los datos también señalan que
la cuestión más relevante para anticipar la evolución futura del
empleo, los salarios y la inflación sigue siendo la preocupante caída
de la inversión, producto de las trabas para importar, la
incertidumbre política y regulatoria y el freno de la construcción.
El balance preliminar en el inicio del año muestra una economía con
más consumo y menos inversión, con más demanda y menos oferta, con
menos crecimiento y más inflación.


Todo igual que en el 2000 antes de la caida del 2001.
--

El Portal del Barrio de Palermo
http://www.palermonline.com.ar/index.html
http://palermonlinenoticias.blogspot.com/
http://barriodepalermo.blogspot.com/
http://palermonline.com.ar/wordpress
https://twitter.com/palermonline
http://www.facebook.com/pages/palermonline/56338272261
http://barriodepalermo.blogspot.com/2011/10/qr-code.html
http://palermonlinenoticias.blogspot.com/view/mosaic
https://plus.google.com/u/0/b/115904736046952899795/
Hazte fan

/* blog_palermo */ 2

Imanes para Utilirarios

Imanes para Utilirarios
Imanes para Autos

Páginas vistas la semana pasada

buscador blog