23.3.12

El Gobierno de Cristina Kirchner profundiza su etapa fascista. Ahora no pueden entrar ni libros ni revistas "extranjeras". El objetivo oficial es resguardar la "seguridad de la población".


La restricción al ingreso de bienes de origen extranjero llegó a los
libros, las revistas y todo material impreso, desde folletos hasta
cajas de cartón corrugado y etiquetas.

A tal punto que la costumbre de traer por courier (prestador de correo
expreso por vía aérea) un libro comprado por Internet, por ejemplo, se
verá afectada de manera sustancial: ya no llegará a la puerta de un
domicilio, sino que habrá que ir personalmente a Ezeiza, al área de
cargas, buscar la ventanilla de "Particulares", y retirarlo allí.
Pero la restricción a la entrada de materiales impresos no termina
allí: el mismo régimen de courier -utilizado por las compañías para
envíos que no superen los 50 kilos ni tengan un valor superior a US$
1000- no puede ser más utilizado por editoriales o librerías, que
ahora deberán recurrir a los servicios de un despachante de aduana y
tramitar la ya famosa declaración jurada anticipada de importación
(DJAI), y esperar la autorización para poder recién ordenar la compra
o importación del material, según dispuso la Secretaría de Comercio
Interior. Guillermo Moreno está frenando en la Aduana un amplio
universo de bienes importados, preocupado por la salida de divisas del
país, y, en este caso, echó mano a una exigencia de orden técnico.

El objetivo oficial es resguardar la "seguridad de la población"
mediante "mecanismos de control tendientes a eliminar los peligros
derivados del uso de tintas con altos contenidos de plomo en productos
gráficos", tal como señala la resolución 453/2010. Tal norma obliga a
certificar que las tintas que se utilicen en productos gráficos no
contengan "más de 0,06% de plomo".

tampoco pueden entrar medicamentos, discos rigidos, cartuchos para
impresoras, ropa... Cuba chico. Cristina estas haciendo todo mal.



Cristina tiró por la borda 5 años de sacrificios. Argentina está nuevamente fundida.
"La Argentina necesita tener reglas de juego claras para atraer a los inversores"
 El ex ministro de Economía de Chile, Juan Andrés Fontaine, firme defensor de la economía de mercado, pasó por la Argentina para participar del Campus FAES 2012. En diálogo con WE, afirma que las restricciones a las importaciones, la posible nacionalización de YPF y las idas y vueltas en torno a los vuelos de LAN a Malvinas minan la confianza en el país y desalientan la inversión. También advierte sobre los riesgos del intervencionismo estatal exacerbado al calor de la crisis.


Finalmente el Gobierno de Cristina lleno de eufemismos.

El presidente de la Cámara Argentina del Libro (CAL), Isaac Rubinzal, planteó hoy que ‘los libros no tienen que tener ninguna restricción‘ para ingresar al país, al referirse a las trabas para la comercialización de ese tipo de materiales que se produzcan en el extranjero.

Según se difundió esta mañana, este mes entró en vigor la resolución 453/2010 de la Secretaría de Comercio Interior al ser instrumentada por la disposición 26/12 de esa misma dependencia, por la que antes de la comercialización o ingreso al país de las publicaciones extranjeras deberá certificarse que las tintas que se utilicen en productos gráficos no contengan “más de 0,06% de plomo”.

Al referirse a esas complicaciones, Rubinzal sostuvo en declaraciones a radio Mitre que “un libro no tiene que tener ninguna restricción” para entrar al país.

“El libro es un saber universal, y si necesito un libro mexicano, tiene que poder entrar”, planteó.

Sin embargo, aclaró que “por otro lado, están los servicios gráficos, que es imprimir afuera”.

“Allí creemos que hay que ir discutiendo con los gráficos y los papeleros sobre la necesidad de imprimir en el país lo que se imprime afuera”, dijo.

Las restricciones conocidas en las últimas horas son un control “de tintas y otros insumos, un sistema similar al de juguetes”, comparó.

Sobre la situación en la CAL, remarcó que sus asociados son mayormente pequeñas y medianas empresas que han “equilibrado” sus operaciones de comercio exterior.

“De los 503 asociados, 105 tuvieron operaciones de comercio exterior como importadores o exportadores y se hizo la compensación. Del 28 de octubre al 1 de febrero tenemos las cuentas equilibradas", reveló.


La Argentina cada vez más aislada.
 Los empresario de Brasil que exportana la argentina encuentran cada día más trabas
El comercio brasileño con Argentina sufrirá una nueva retracción este mes, como consecuencia de la baja de importaciones de aquel país a raíz de la creación de la Declaración Jurada de Anticipación de Importaciones (DJAI), que se implantó en febrero.

Según un relevamiento de la Federación de Industrias del Estado de San Pablo (Fiesp), divulgado ayer por el presidente de la entidad, Paulo Skaf, el atraso en la liberación de las declaraciones juradas de parte del gobierno argentino, que afectaba el 20% del total de las operaciones en febrero, alcanza al 50%. De acuerdo a una consulta realizada con exportadores, que se cerró el 20 de marzo, el porcentaje podría elevarse al 65% a final del mes.

Skaf tenía previstas reuniones ayer en Buenos Aires, pero su visita fue cancelada porque participó de un encuentro que mantuvo la presidenta brasileña, Dilma Rousseff, con un grupo de grandes empresarios en Brasilia.

Las ventas de Brasil a Argentina cayeron 6% en febrero, según datos del ministerio de Desarrollo, Industria y Comercio Exterior, alcanzando u$s 2.296 millones ese mes, ante u$s 2.492 millones el mismo mes del año pasado. Pero si se excluye la importación argentina de energía, el total cae 17%, a u$s 1.350 millones, frente a los u$s 1.618 millones registrados en febrero del año pasado.

El relevamiento de la Fiesp mostró que el atraso en la liberación de las declaraciones  juradas, que deben contar con el aval de la Secretaría de Comercio Interior de Argentina, generalizó el problema que vivían muchos exportadores, cuyos productos quedaban retenidos por la demora en la concesión de las licencias no automáticas. Entre 2008 y el año pasado, la cantidad de productos brasileños que comenzaron a depender de licencias para su ingreso en el vecino país pasó de 53 a 576, o de 1,2% a 21,7% del total, según la Fiesp.

La entidad estimó que el atraso más significativo en la concesión de licencias es de 500 días. Además, registró un aumento de la demora para la emisión de certificados sanitarios.

Las exportaciones más perjudicadas por la demora en la concesión de declaraciones juradas son las de autopiezas, vestuario, calzados, línea blanca, remedios, cosméticos y perfumes. El atraso en las licencias no automáticas afecta también al sector de neumáticos, muebles de madera, hilo de cobre, tornillos y condensadores.
--

El Portal del Barrio de Palermo
http://www.palermonline.com.ar/index.html
http://palermonlinenoticias.blogspot.com/
http://barriodepalermo.blogspot.com/
http://palermonline.com.ar/wordpress
https://twitter.com/palermonline
http://www.facebook.com/pages/palermonline/56338272261
http://barriodepalermo.blogspot.com/2011/10/qr-code.html
http://palermonlinenoticias.blogspot.com/view/mosaic
https://plus.google.com/u/0/b/115904736046952899795/
Hazte fan

No hay comentarios:

/* blog_palermo */ 2

Imanes para Utilirarios

Imanes para Utilirarios
Imanes para Autos

Páginas vistas la semana pasada

buscador blog