26.3.12

Deterioro del Zoológico Zoo. En 18 hectáreas posee 52 edificios declarados Monumento Histórico Nacional

Está considerado como el grupo escultórico y arquitectónico más importante de la Ciudad . En 18 hectáreas posee 52 edificios declarados Monumento Histórico Nacional (MHN).

El Zoológico porteño es además símbolo de una época en la que Buenos Aires se pensaba como la "París de Sudamérica". Y la grandilocuencia de aquellos años quedó plasmada en este paseo, en sus jaulas, los recintos de los animales, sus calles internas, lagos y puentes. Estas construcciones resisten con temple el paso del tiempo, pero la falta de mantenimiento y su degradación se tornan tan evidentes como preocupantes.

Clarín recorrió las instalaciones y comprobó que la gran mayoría de los edificios y las jaulas necesita ser restaurada . En el lago Darwin, donde están los flamencos, hay una isla con una glorieta en ruinas. Enfrente, donde estaban los leones y otros felinos, las jaulas están vacías y descascaradas. Están oxidadas y muchas tienen "remendadas" las mallas metálicas. El recinto de las suricatas –uno de los preferidos por los chicos– tiene los cristales rajados. Las fuentes están en desuso y a la famosa glorieta, en medio del recorrido, le falta mantenimiento. Por el contrario, el fabuloso recinto de los elefantes fue restaurado y recuperó el brillo con el que lo construyó Virgilio Cestari en 1904.

"El deterioro es inocultable, comparto la crítica", admitió el director general, Claudio Bertonatti, conservacionista y museólogo. "Ningún gobierno delega en un privado un monumento histórico como el zoo. Lo razonable sería compartir la responsabilidad sobre estos bienes y explorar fuentes de financiación", opinó. Cuando se concesionó, el zoo no tenía status de MHN, que llegó en 1997. Es así que cualquier intervención debe ser autorizada por la Comisión Nacional de Museos . Además, en 2002 quedó incluido en el listado de inmuebles catalogados con nivel de protección estructural; significa que también obliga a la intervención de la Dirección General de Interpretación Urbanística y el Consejo Asesor de Asuntos Patrimoniales ante cualquier modificación edilicia. A su vez, los bienes muebles están protegidos por la ley 1227 de Patrimonio Cultural, es decir bajo la autoridad del Ministerio de Cultura porteño.

Propiedad de la Ciudad, desde 1991 está concesionado. El contrato venció en enero de 2011 y desde ese momento viene siendo prorrogado, hasta que se llame a una nueva licitación; estrictamente se trata de una subasta, lo que significa que el zoo será entregado en concesión al mejor postor, con una base de alrededor de $150.000 por mes en concepto de canon, y que el Gobierno porteño estima duplicar o triplicar.

En rigor, el actual contrato no obliga a la empresa "Zoológico de Buenos Aires S.A." –lo administra desde hace 3 años– a restaurar los edificios, sino a mantenerlos: "Pese a que es propiedad de la Ciudad hasta ahora no se ejerce ningún control real sobre lo que sucede con los edificios. Pero en los nuevos pliegos quedará especificado que tendrá que destinarse el 60% de la inversión a la restauración del patrimonio arquitectónico", aseguró Silvia Imas, de la Dirección General de Concesiones del Ministerio de Desarrollo Económico porteño. Se trabaja en una concesión de 5 años, que no requiere la aprobación en la Legislatura.

"El Ejecutivo no quiere que se debata la concesión por 20 años, que sería lo correcto para hacer un trabajo a largo plazo. Cinco años suena a remiendo", opinó Adrián Camps, legislador del Partido Socialista Auténtico. En este sentido el director del zoo afirmó: "Según sabemos se buscará poner el acento en la restauración de los recintos, pero no hay que perder el foco de que lo más importante son los animales", concluyó.



El Zoológico de Buenos Aires cuenta con un predio de 18 hectáreas, donde se encuentran 89 especies de mamíferos, 49 especies de reptiles y 175 especies de aves.


El Zoológico de la ciudad de Buenos Aires se encuentra entre las calles República de la India y las Av. del Libertador, Las Heras y Sarmiento.
Primitivamente

Primitivamente se encontraba en la Av. del Libertador y Sarmiento, en los terrenos del parque iniciado por Juan Manuel de Rosas. A partir de su primer director, el Dr. Eduardo Holmberg (1888 a 1904) el Zoo adoptó un carácter más científico y se trasladó a su ubicación actual. Según su criterio, los animales debían habitar en edificios que respondieran a los estilos arquitectónicos propios de su país de origen.
Sucedió al Dr. Holmberg, Clemente Onelli entre los años 1904 y 1914. Una de sus ambiciones, concretadas durante su dirección, fué el canje de animales con instituciones del resto del mundo. Ésto, junto a la tarea dedicada por Carlos Thais en el embellecimiento de la obra arquitectónica, marca una época muy importante en la vida del zoológico.

Luego, Adolfo Holmberg, el nuevo director, decide iniciar un sistema de supresión de jaulas, creando recintos en donde los animales se aislaban del público por fosas o zanjas de seguridad, permitiéndoles mayor libertad de movimientos.




Todo Buenos Aires tomó partido, allá por 1882, por una u otra posición: Crear o no en San Benito de Palermo, en esas épocas alejado unos 5 km. del centro, un parque digno de la Ciudad.
En 1883, Carlos Pellegrini, quien años más tarde sería Presidente de la Nación, le escribía desde Europa al Intendente de Buenos Aires:
"No hay ninguna Ciudad de mediana importancia que no tenga un Zoológico, que es el punto favorito de reunión de las multitudes". Finalmente, el 30 de octubre de 1888, por Ordenanza Municipal, nace el Zoológico de Buenos Aires, separado del Parque 3 de Febrero.

Su primer Director, Eduardo Ladislao Holmberg, un médico con inclinaciones naturalistas, dirige el Jardín Zoológico porteño durante 15 años.
Él construye la casi totalidad de los recintos y lo hace con el concepto de esa época, basado en que el Zoológico era un paseo para la gente, destinando grandes extensiones de parque para ellos y poco espacio para los animales, razón por la cual los recintos son de tipo carcelarios.
Por otro lado, sostenía que los edificios donde eran exhibidos los animales, debían responder arquitectónicamente al país de origen de los mismos.

La gran belleza de los edificios es lo que ha hecho que sean declarados "Monumentos Históricos".
En 1904 y durante dos décadas, hablar de Clemente Onelli, Su Director del Zoológico, era en la Ciudad de Buenos Aires, hablar del prestigioso Zoológico Municipal.

Un pintoresco italiano que unía su condición de sabio naturalista con una gran dosis de simpatía, no sólo le dio la jerarquía científica a dicho paseo, sino que lo popularizó al máximo imprimiéndole un sentidoeminentemente didáctico, a través de carteles indicadores y confección de guías.
Él implementó paseos en Elefante, en Camello, en Ponys; haciendo que los visitantes aumentaran diez veces en número en el primer año de su gestión.

--


El Portal del Barrio de Palermo
http://www.palermonline.com.ar/index.html
http://palermonlinenoticias.blogspot.com/
http://barriodepalermo.blogspot.com/
http://palermonline.com.ar/wordpress
https://twitter.com/palermonline
http://www.facebook.com/pages/palermonline/56338272261
http://barriodepalermo.blogspot.com/2011/10/qr-code.html
http://palermonlinenoticias.blogspot.com/view/mosaic
https://plus.google.com/u/0/b/115904736046952899795/
Hazte fan

No hay comentarios:

/* blog_palermo */ 2

Imanes para Utilirarios

Imanes para Utilirarios
Imanes para Autos

Páginas vistas la semana pasada

buscador blog