16.3.12

Aniversario Embajada. El rabino Sergio Bergman pide al Gobierno que rompa relaciones con Irán



A 20 años del horror: 

"Irán es el responsable del atentado"

Así lo aseguró Daniel Carmon, vicedirector general de la cancillería de Israel, que participó del acto en conmemoración de las dos décadas del atentado.

"Irán está apoyando al Gobierno sirio. ¿Cuántos despertadores deberán escuchar los gobernantes del mundo para darse cuenta de que Irán es una amenaza para el mundo?", aseguró.

El ministro de Justicia, Julio Alak, dijo que la Argentina "es un actor comprometido en la lucha contra el terrorismo internacional".


El rabino y legislador de la ciudad de Buenos Aires, Sergio Bergman,
reclamó al Gobierno argentino que rompa "relaciones diplomáticas" con
la República Islámica de Irán por su responsabilidad en los atentados
contra la Embajada de Israel en la Argentina y la sede de la AMIA.
En declaraciones a la Agencia Judía de Noticias (AJN), Bergman afirmó
al participar en el acto por el 20º aniversario del atentado a la
Embajada de Israel que se debe asumir que la Argentina fue el lugar
donde "empezó una guerra que Irán le declaró al mundo".
"Estamos 20 años después manteniendo la memoria como siempre hacemos
en el lugar donde los honramos y cada vez más convencidos de que
nuestro país debe asumir que en este lugar empezó una guerra que Irán
le declaro al mundo", afirmó el legislador.
Bergman resaltó que se sabe quiénes son los responsables del brutal
ataque terrorista, en obvia referencia a Irán y la organización
libanesa Hezbollah.
"Ahora estamos esperando que la Argentina no solamente pida juzgarlos
sino que también rompa relaciones diplomáticas con un país que
perpetró dos atentados en la Argentina, niega la Shoá (Holocausto) y
pide la destrucción del Estado de Israel", concluyó Bergman.
El atentado contra la Embajada de Israel en la Argentina se perpetró
el 17 de marzo de 1992 con un saldo de 29 muertos y 242 heridos.
Dos años más tarde en un nuevo ataque terrorista, esta vez contra la
sede de la AMIA, murieron 85 personas y hubo más de 300 heridos, en la
mayor tragedia sufrida por la Argentina.


La ceremonia tuvo lugar en la esquina de Suipacha y Arroyo, de la Ciudad de Buenos Aires, donde funcionó la sede diplomática hasta el atentado ocurrido el 17 de marzo de 1992.

Participaron el vicepresidente Amado Boudou, el jefe de Gabinete, Juan Manuel Abal Medina, y el ministro de Justicia y DDHH, Julio Alak, así como al vicejefa de Gobierno porteño, María Eugenia Vidal, entre otros.
En su discurso, el vicedirector general de la cancillería israelí, Daniel Carmon, quien se desempeñaba como cónsul al momento del ataque terrorista, señaló: "Llegamos aquí sabiendo nuestros derechos y deberes. Tenemos derecho a la justicia y el deber de recordar".

"Irán es responsable directo por lo que nos pasó aquí. Es un país donde la libertad no es un principio universal, sino que es vulnerado. Es un país gobernado por dirigentes que niegan el Holocausto y declaran la necesidad de acabar con el estado judío. (…) Es sin duda una amenaza para el mundo global entero. Amenaza que necesita una respuesta inmediata", reclamó.

Luego, el ministro israelí Yossi Peled indicó: "Es nuestro derecho y nuestra obligación defendernos a cualquier precio. Pero cuando debamos actuar, deberemos hacerlo de un modo sensato".
Más tarde, tomó la palabra Boudou, quien consideró que "es el momento de poder mirarnos a los ojos, tomarnos de las manos y saber que podemos trabajar juntos y reconocernos iguales en nuestras diferencias". El vicepresidente sostuvo que "la violencia no debe ni puede resolver ningún conflicto en ningún sentido".
"Nuestra Presidente lleva a cada uno de los foros internacionales la lucha, la palabra y la acción contra el terrorismo internacional y su financimiento", agregó Boudou, al tiempo que afirmó que el atentado de 1992 "fue contra los 40 millones de argentinos".
Por su parte, el ministro de Justicia y Derechos Humanos, Julio Alak, consideró que el atentado dejó en el pueblo argentino una "profunda herida que nunca cicatrizara y más aun si no somos capaces de lograr Memoria, Verdad y Justicia".
"Pero hoy lamentablemente sólo podemos hablar de Memoria. No de Verdad, porque no la hemos encontrado. Tampoco de Justicia, porque los responsables de aquella aberración aún no han sido hallados, juzgados ni encarcelados", señaló.
Ayer, la Presidente decretó la reglamentación de la Ley 26.690 que establece un resarcimiento económico a damnificados por este atentado, tanto víctimas fatales como heridos.
El 17 de marzo de 1992, a las 14:45, un coche bomba estalló en las puertas del edificio diplomático ubicado en Arroyo 910, casi en la esquina de Suipacha, en el atentado terrorista más brutal sucedido en la Argentina hasta que dos años después se atacó la sede de la AMIA.
En ese momento no sólo colapsó el edificio de la embajada, sino también un geriátrico, un convento y una iglesia, que estaban a pocos metros.
Aunque siempre se creyó que los muertos habían sido 29 personas, lo cierto es que sólo pudieron identificar 22 cadáveres.
La nómina se conformó con tres ancianas, tres albañiles bolivianos, un plomero paraguayo y uno italiano, el presbítero de la parroquia, tres peatones y un taxista que pasaban por el lugar, seis empleadas de la embajada, dos altos funcionarios y la esposa del cónsul.
La investigación para esclarecer la masacre estuvo a cargo desde el comienzo por la Corte Suprema de Justicia -por tratarse de una sede diplomática- y las diligencias incluyeron una cuestionada pericia en la que se hablaba de una "implosión".
En aquel momento la agrupación proiraní Hezbollah se adjudicó el ataque, la misma agrupación terrorista responsabilizada por el ataque a la sede de la AMIA, donde el 18 de julio de 1994 cayeron muertas 85 personas.
En mayo de 2006 la Corte Suprema declaró que el caso iba a continuar abierto, situación que alivió a los familiares de las víctimas, aunque no hubo avances concretos.
El único sospechoso que fue buscado por la Justicia fue Imad Mughniyeh, también con pedido de captura por la AMIA, pero murió en un atentado en el 2008 en Siria.



El Gobierno argentino ratificó hoy su compromiso de lucha contra el terrorismo internacional al conmemorarse el acto oficial por el 20º aniversario del atentado a la Embajada de Israel en la Argentina.
“Reafirmamos nuestro compromiso que tiene que ver con lucha contra el terrorismo internacional”, afirmó, en diálogo con la Agencia Judía de Noticias, el vicepresidente en ejercicio de la presidencia, Amado Boudou, quien representó al Estado nacional en el homenaje realizado esta tarde en la esquina de Arroyo y Suipacha, donde funcionó la sede diplomática.
El vicepresidente destacó que la presidenta Cristina Kirchner busca “por todos los mecanismos pacíficos posibles llegar a la verdad” en la causa por los atentados a la Embajada y la sede de la AMIA.
“Es muy importante para nosotros las relaciones entre el pueblo israelí y el pueblo argentino, algo que los dos estados han mantenido con fortaleza a partir de la situación tan trágica como las que hemos vivido acá. Por eso, reafirmamos nuestro compromiso que tiene que ver con lucha contra el terrorismo internacional”, enfatizó el vicepresidente.
Asimismo, Boudou indicó que “esta lucha debe ser hecha en el marco del Estado de derecho”, pero aclaró que también debe abarcar “todos los ámbitos, no solo lo que tiene que ver en términos operativos sino en términos de financiamiento del terrorismo”.
El vicepresidente resaltó que “esta misma posición “es la que la Presidenta “lleva a todos los foros internacionales” y que la Argentina va a mantener.
“Para nosotros, todos los conflictos deben resolverse en el marco de la discusión, la paz, el diálogo, y nunca por medio de la violencia, porque cuando se dispara la violencia nos golpea a todos”, sostuvo.
Boudou consideró que la pérdida sufrida por los familiares de las víctimas del atentado a la Embajada de Israel “no tiene reparación posible en sus almas y eso realmente es algo tremendo”.
“Lo que ha hecho la Presidenta es que buscando por todos los mecanismos pacíficos posibles llegar a la verdad y la justicia para poder tener memoria, creo que es un hecho que marca la importancia de una líder como es Cristina Fernández de Kirchner con la voz y mucha valentía que ella expresa en todos los organismo internacionales”,añadió.
Para el vicepresidente, la anunciada reconstrucción de la Embajada por parte del Gobierno de Israel “es clave”, ya que existe una relación bilateral que hay que “seguir fortaleciendo y manteniendo”.
Boudou describió como “importantes” las relaciones entre ambos pueblos y gobiernos.
El vicepresidente realizó estas declaraciones al participar en el acto oficial por el vigésimo aniversario del atentado contra la Embajada de Israel en la Argentina, que se conmemora en la esquina de Arroyo y Suipacha, de la ciudad de Buenos Aires.
En la ceremonia participan también en representación del Estado argentino, el ministro de Justicia y Derechos Humanos, Julio Alak, la presidenta provisional del Senado, Beatriz Rojkés de Alperovich, el jefe de Gabinete, Juan Manuel Abal Medina, y el secretario de Relaciones Exteriores, embajador Eduardo Zuain.
El atentado contra la Embajada de Israel en la Argentina se perpetró el 17 de marzo de 1992 con un saldo de 29 muertos y 242 heridos.

--

El Portal del Barrio de Palermo
http://www.palermonline.com.ar/index.html
http://palermonlinenoticias.blogspot.com/
http://barriodepalermo.blogspot.com/
http://palermonline.com.ar/wordpress
https://twitter.com/palermonline
http://www.facebook.com/pages/palermonline/56338272261
http://barriodepalermo.blogspot.com/2011/10/qr-code.html
http://palermonlinenoticias.blogspot.com/view/mosaic
https://plus.google.com/u/0/b/115904736046952899795/
Hazte fan

No hay comentarios:

/* blog_palermo */ 2

Imanes para Utilirarios

Imanes para Utilirarios
Imanes para Autos

Páginas vistas la semana pasada

buscador blog