22.3.12

75 a la cabeza: Los Besos. Lo bueno de los años es que curan heridas, lo malo de los besos es que crean adicción.

En la Quinela el 75 es Los Besos.

Un beso es mucho más que eso.

... Acariciando lo áspero
el sábado pide un beso
besame, besame, besame
da la vuelta y besame
besame y da la vuelta...

"Los besos son necesarios por diferentes razones: los hombres besan para incitar a tener sexo, mientras las mujeres buscan averiguar cómo está la salud del otro, sus intenciones, y hasta probablemente algunos indicios del funcionamiento del sistema inmune", sentencia Helen Fisher, doctora en antropología biológica de la Universidad de Rutgers, autora de cinco libros sobre la evolución y el futuro de la sexualidad humana.

Es decir, que el beso es una herramienta que usamos para evaluar a nuestra pareja, el cerebro se estimula y despierta el deseo. Y esta arma es decisiva, porque cuando dos personas se dan un beso, puede haber mucha química o no.

“En un estudio, 66% de las mujeres y 59% de los hombres habían experimentado un primer beso que mató la relación. Fue el beso de la muerte”, ejemplificó Fisher. Seguramente todos tengamos en nuestro historial alguna anécdota relacionada, un beso que no fue de nuestro agrado y que terminó de enterrar una posible relación. El beso que produjo el desencantamiento.

Además, la antropóloga biológica, agrega que "besar es un poderoso mecanismo de adaptación. Más del 90% de las sociedades humanas se besan. Los chimpancés y los bonobos se besan. Los zorros se lamen sus hocicos entre sí. Las aves se picotean y los elefantes ponen sus trompas en las bocas de los otros miembros de sus manadas".

Si un beso es determinante sobre la elección de una pareja, implica que detrás de uno de ellos se esconde una enrevesada relación entre el cerebro y el surgimiento del amor. De acuerdo a las hipótesis de Fisher, “los besos pueden estar presentes en alguno de los tres sistemas cerebrales que le sirven a las personas para encontrar pareja y reproducirse: el deseo, la atracción romántica y el cariño".

Glotonería sexual

"La saliva masculina tiene testosterona y se sabe que a los hombres, en general, les gustan los besos mojados, con la boca abierta y con amplia participación de la lengua. Podría ser que, inconscientemente, ellos intentan transferir testosterona para provocar el apetito sexual en las mujeres y estimularlas a ser sexualmente más receptivas", indicó la experta en filematología, la ciencia del beso.

Al mismo tiempo que "ellos podrían intentar recoger rastros del ciclo de estrógenos femenino, para calcular el grado de fertilidad".

Amor romántico

"Besar es algo nuevo, al menos en el inicio de una relación, y lo novedoso estimula la dopamina, que está asociada con el amor romántico", explicó la doctora y agregó que al hacerlo se inicia algo así como un "lazo de pareja", que mantiene unida a la pareja el tiempo necesario para tener hijos.

Besos adictivos

No es casualidad que nos gusten tanto los besos y siempre queramos más. Será porque al besar una zona importante del cerebro se enciende a tal punto que pareciera que está “bajo los efectos de la cocaína". Este fenómeno se da sobre todo en los recién enamorados.

El primer beso

Con todo lo dicho, no parece nada arbitrario que recordemos siempre, la experiencia del primer beso. Para la mayoría de las personas es un recuerdo cálido y tierno, mientras que otros lo califican de “desastre”, quizás a raíz de una mala jugada de nervios o de haber elegido a la persona errónea.

La importancia del beso

En fin, besos robados, apasionados, tímidos, secos, húmedos, largos, cortos, salvajes, tiernos, hay besos para todos los gustos. No quedan dudas de la vital significación que tienen los besos a la hora de encontrar a la pareja ideal. De allí que se enseñen diferentes técnicas para dar buenos besos, que muchos quieran aprender y que su práctica sea considerada como un arte.


Y si beso a beso, es posible descubrir cuan viable es una persona para formar pareja y reproducirnos, quizás de allí provenga la tradición en los cuentos de hadas, esa en la que las princesas deben besar sapos hasta dar con el indicado, el encantado que se transformará en un príncipe azul. La moraleja es, entonces, besar y besar hasta dar con la persona correcta para dar comienzo a una relación duradera.

El beso es el acto de tocar algo (generalmente a otra persona) con los labios. Es una práctica habitual entre los humanos, también presente en otros primates y en otros órdenes de animales.
En los humanos, el beso se utiliza en diferentes culturas como signo de afecto, al encontrarse o despedirse de una persona. Es también parte importante de los ritos de cortejo y apareamiento en los primates.

Besame
Generalmente, el beso es utilizado como saludo informal para demostrar afinidad con la persona a la que se besa.

Beso en una mejilla: Usual como saludo informal generalmente hacia mujeres, aunque en Argentina, Bélgica, Chile, España, Italia y Uruguay es también usual entre hombres como forma de compañerismo o amistad. En Bolivia, Colombia, El Salvador, México, Guatemala, Puerto Rico, Honduras, Nicaragua, Costa Rica, Paraguay, Panamá, Perú, República Dominicana, Venezuela y Ecuador suele utilizarse como saludo y despedida, salvo entre hombres. En diversos países de Latinoamérica, es común muestra de afecto que un hijo varón bese en la mejilla a su padre, sean adultos o no.

Beso en ambas mejillas: Común en Brasil, España, Francia, Portugal y Paraguay, es un saludo informal excepto entre hombres, que solo se estrechan la mano, aunque va creciendo la costumbre de besarse. También en ciertas partes de Argentina es común este beso entre gente de diferente o igual sexo y edad.

Beso en la mano: Formalismo muy extendido desde la antigüedad para demostrar subordinación o respeto, luego utilizado generalmente solo por hombres para saludar a mujeres consideradas de clase alta. Actualmente solo es utilizada con personas que ostentan títulos nobiliarios o eclesiástico alto o en grupos de clase alta. Así también en la mafia.
Existe el beso a la mula papal arrodillado (precedido de una triple genuflexión), aunque hoy en día se ha relajado el protocolo y solo se suele inclinar delante del Papa y besar el anillo. A los cardenales se les besa el anillo con una rodilla en tierra, aunque actualmente se prescinde de la genuflexión. A los obispos se les hace una genuflexión y después se les besa el anillo estando en pie, aunque también en la actualidad se prescinde de esta genuflexión. A los sacerdotes se les besa la mano por estar consagrada. A los religiosos y religiosas se les besa el rosario que llevan colgando del hábito. En la primera misa del sacerdote se acaba con el besamanos: en él se besan las partes de arriba de ambas manos, excepto los otros sacerdotes que besan la palmas de las manos. En la misa con el rito de 1962 antes de que el monaguillo entregue un objeto al sacerdote tiene que besar el objeto y la mano del sacerdote. Lo contrario al recibirlo: primero besa la mano y después el objeto. Cuando un obispo visita el Vaticano es común que pida un "baciamano" que es una audiencia con el Papa para asegurarle su fidelidad. También se usa la expresión B.L.M. (Besa la mano) en algunas comunicaciones oficiales. En la literatura y la Zarzuela se dice "beso a Vd. los pies".

Intensos, apasionados, calurosos y deliciosos.
Y por fin llegamos a esos besos que casi instantáneamente suben la temperatura, y nos llenan de calor y placer, la lengua es la gran actriz, y el resto de nuestro ser un arma para el placer.
Después de ver esta cápsula no podrás dejar de practicar el beso giratorio y el beso “combate de las lenguas”, que te transportarán a otros mundos junto con tu pareja.
Imposible no disfrutar esta lección de cómo besar, no podrás negar que te encanta aprender.

Beso francés, beso con lengua o beso mojado

Es una práctica en la que se introduce la lengua en la boca de la persona a la que se está besando.
En Argentina se denomina chape (chapar) o transe (transar). se denomina apriete (apretar) cuando hay caricias y manoseos entre los miembros de la pareja.
En Chile es llamado pinchar, agarrar o comer, sobre todo cuando es un beso entre personas que no se conocen
En Colombia se le llama rumbear, parchar, marcar o entrompar (este último término es usado comúnmente en la Costa Atlántica) y los adolescentes ―en su mayoría principalmente en el Valle del Cauca― le llaman entuque (entucar).
En Costa Rica es llamado aprete (apretar).
En Ecuador se lo conoce como "destrampe" o "mame", porque se realiza con mucha fuerza y pasión, y en otras partes del ecuador se lo conoce como "muchar".
En España también se conoce al beso con lengua como morreo o "comerse la boca".
En Paraguay se lo denomina apretar.
En Perú entre los jóvenes, el beso se conoce como "chape" o "chapar", y "agarre" o "agarrar" cuando se dan un beso personas que no son pareja
En República Dominicana informalmente se le dice chulear y cuando es entre individuos que no tienen ningún tipo de relación se le llama agarre (agarrar).
En Venezuela algunas personas, principalmente los adolescentes, le dicen latazo, lenguaso, "zampe", "tusa"; como verbo: darse las latas, "latear", "quesear" o "jamonear".


Besos

En un beso, sabrás todo lo que he callado.
Pablo Neruda (1904-1973) Poeta chileno.

No olvides nunca que el primer beso no se da con la boca, sino con los ojos.
O. K. Bernhardt Escritor alemán.


Por una mirada, un mundo; 
por una sonrisa, un cielo; 
por un beso... yo no sé 
qué te diera por un beso.
Gustavo Adolfo Bécquer (1836-1870) Poeta español.

Lo bueno de los años es que curan heridas, lo malo de los besos es que crean adicción.
Joaquín Sabina (1949-?) Cantautor y poeta español.


El más difícil no es el primer beso sino el último.
Paul Géraldy (1885-1983) Poeta y dramaturgo francés.

Un beso legal nunca vale tanto como un beso robado.
Guy de Maupassant (1850-1893) Escritor francés.


El alma que hablar puede con los ojos, también puede besar con la mirada.
Gustavo Adolfo Bécquer (1836-1870) Poeta español.

La decisión del primer beso es la más crucial en cualquier historia de amor, porque contiene dentro de sí la rendición.
Emil Ludwig (1881-1949) Escritor alemán.


Besos que vienen riendo, luego llorando se van, y en ellos se va la vida, que nunca más volverá.
Miguel de Unamuno (1864-1936) Filósofo y escritor español.

El primer beso es mágico, el segundo íntimo, el tercero rutinario.
Raymond Chandler (1888-1959) Escritor estadounidense de novela policiaca.

--


El Portal del Barrio de Palermo
http://www.palermonline.com.ar/index.html
http://palermonlinenoticias.blogspot.com/
http://barriodepalermo.blogspot.com/
http://palermonline.com.ar/wordpress
https://twitter.com/palermonline
http://www.facebook.com/pages/palermonline/56338272261
http://barriodepalermo.blogspot.com/2011/10/qr-code.html
http://palermonlinenoticias.blogspot.com/view/mosaic
https://plus.google.com/u/0/b/115904736046952899795/
Hazte fan

No hay comentarios:

/* blog_palermo */ 2

Imanes para Utilirarios

Imanes para Utilirarios
Imanes para Autos

Páginas vistas la semana pasada

buscador blog