16.5.11

ANIBAL GOTELLI (IpeBA) MACRI DELINCUENTE CONSTITUCIONAL - INCUMPLE NUMEROSOS ARTICULOS DE LA CONSTITUCION PORTEÑA

MACRI ES UN DELINCUENTE CONSTITUCIONAL.

Por Aníbal Gotelli

Presidente del Instituto para Pensar Buenos Aires (IpeBA)

www.actiweb.es/pensandobuenosaires

 

 

 

Macri es, a todas luces y a despecho de quien intente negarlo, un delincuente de lesa constitucionalidad.

De acuerdo con la Real Academia Española (www.rae.es) un "delito" es o bien Culpa, quebrantamiento de la ley, o bien una Acción o cosa reprobable, o bien una Acción u omisión voluntaria o imprudente penada por la ley.

Veamos por qué digo lo que digo respecto de este señor que se presentó a los porteños como la quintaescencia impoluta de la "nueva" Política.

Ya lo decía yo hace dos años, en un artículo que publiqué, titulado "Buenos Aires Macrista: entre Macondo y Disneylandia" (7-11-2099, ver www.resurgimientobuenosaires.blogspot.com) y que fue reproducido por varios medios porteños (ver www.pensandobuenosaires.blogspot.com en el link "Prensa y Difusión").
Pasaron casi dos años de aquel artículo. Sin embargo nada ha cambiado en la Ciudad de Buenos Aires. Sus párrafos principales tienen todavía una vigencia aterradora.

Ahora, hace casi cuatro años que esperamos el milagro, pero Lázaro ni se levanta ni camina.

A esta altura nos estamos preguntando seriamente qué pasa con la actual gestión de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, con este Lázaro mimado de la Neoderecha residual que todavía ni se levanta ni camina, y cuando camina un poco, no terminamos de entender si avanza o retrocede.

La Neoderecha residual porteña, que se anunciaba y se vendía como la aeronave insignia de la flota de la eficiencia, carretea.

Carretea pero todavía no despega.

El Gobierno porteño dice que está haciendo a Buenos Aires, y sin embargo la vemos deshecha.

El Gobierno porteño dice que la Ciudad está cada día más limpia y que los contratos de la basura son ejemplares, y sin embargo la Ciudad está cada día más sucia.

El Gobierno porteño dice que está solucionando el problema del tránsito, y sólo vemos que su política de saneamiento vial se debate entre pruebas piloto de cambio de mano, de doble mano y de contramano.

El Gobierno porteño dice que está poniendo linda a Buenos Aires, y sin embargo vemos que sólo hace lindas peatonales en el ejido céntrico, ilumina lo visible y sólo embellece lo que van a ver turistas, inversores y visitantes.

El Gobierno porteño, antes de llegar al Gobierno, prometió subtes, escuelas y desagües, y sin embargo, ahora que está en el Gobierno, no hace ni una cosa, ni la otra, ni ninguna otra obra de carácter estructural para nuestra Ciudad.

El Gobierno porteño, para llegar al Gobierno, prometió solucionar la problemática de las villas de emergencia, y sin embargo, los problemas de los habitantes de los asentamientos y la profundidad de sus carencias se han agudizado.

El Gobierno porteño dice que con la creación de la Policía Porteña tendremos más Seguridad, y sin embargo, somos muchos los porteños que pensamos que sólo vamos a tener una especie de "Armada Brancaleone", una fuerza policial metropolitana, descoordinada y superpuesta en funciones y competencia con la Federal y que sólo terminará sirviendo para callar las protestas de los rebeldes, los quejosos y los insumisos.

El Gobierno porteño dice que está librando una feroz batalla contra los municipales vagos, persiguiendo ñoquis y eliminando puestos innecesarios, y sin embargo, el Estado porteño ha sobredimensionado su estructura y aumentado sus gastos corrientes elevando los sueldos de los altos mandos, creando agencias públicas y expandiendo la burocracia.

El Gobierno porteño dice que regularizó y desreguló la Obra Social porteña y sin embargo, sólo aplicó un tibio programa de reformas cosméticas y un crudo modus operandi –típicamente de Neoderecha- de supresión de contratos, persecución de empleados y reasignación de tareas.

El Gobierno porteño parece fundar todo su orgullo como gestión de gobierno en el hecho de estar tapando baches y arreglando veredas. Pero ya somos muchos los que nos preguntamos ¿qué tiene de extraordinario o de meritorio que un gobierno municipal tape baches o arregle veredas?.

Eso lo hace cualquier gobierno municipal, porque esas tareas constituyen la obligación primaria de todo gobierno municipal. La municipalidad de un distrito de 1000 habitantes tiene también la obligación de tapar baches y arreglar veredas, pero la Ciudad de Buenos Aires no se merece una gestión de veredistas y bacheadores.

El Gobierno porteño dice estar trabajando por la Educación, y sin embargo, los maestros se quejan, los padres se quejan y los alumnos se quejan.

El Gobierno porteño dice estar trabajando por la Salud, y sin embargo, los médicos, las enfermeras y los enfermos de nuestros hospitales se quejan por el mal trato, por el destrato y por la falta de insumos.

El Gobierno porteño dice estar trabajando por la Cultura, y sin embargo, se cierran centros culturales barriales y se quejan los actores, los directores, los escritores, los productores y todos los profesionales vinculados con el Arte.

El Gobierno porteño dice que podría hacer todavía muchas más obras si tuviese más dinero, pero sin embargo, nunca un gobierno porteño tuvo tanto dinero en sus arcas como el actual gobierno de Neoderecha residual.

¿Y todo esto por qué sucede?, ¿por qué sigue sucediendo a pesar de casi cuatro años de gestión de gobierno de Mauricio Macri?.

La respuesta es simple: el Jefe de Gobierno Mauricio Macri no está cumpliendo con sus deberes asumidos cuando decidió ser y luego decidió jurar como funcionario público.

Pero hay algo peor, Mauricio Macri gobierna incumpliendo la propia Constitución de la Ciudad de Buenos Aires.

Veamos por qué lo digo:

De la simple lectura del texto constitucional porteño y de la simple visualización de las acciones (mejor dicho inacciones, omisiones, pruebas piloto, marchas, contramarchas, abandonos y acciones intencionalmente tomadas en beneficio propio, familiar o sectorial) surge que Mauricio Macri no cumple con los siguientes artículos de la Constitución de la Ciudad de Buenos Aires: 3, 10, 11, 12 inc. 2, 12, inc. 3, 13 inc. 8, 17, 18, 20, 22, 23, 24, 26, 27 inc. 2, 27 inc. 5, 27 inc. 12, 31 inc. 1, 32, 34, 39, 41, 42, 43, 47, Capítulo 17° completo y el artículo 57.

Veamos.

Incumple el art. 3 porque no coopera ni coordina con las autoridades federales para el pleno ejercicio de sus poderes y funciones. El caso de la inoperancia, la mala utilización y la no coordinación de la Policía Metropolitana con la Federal es lo más paradigmático.

Incumple el art. 10 porque no garantiza ninguno de los derechos ni garantías consagrados en la Constitución Nacional, a la vez que también actualmente vemos en Buenos Aires conculcados los derechos consagrados en la Declaración Universal de los Derechos Humanos.

De una rápida leída de la Declaración Universal, podríamos hasta decir que Mauricio Macri tampoco cumple con la Declaración Universal de los Derechos Humanos, ya que en nuestra Ciudad y en virtud de su gestión de gobierno (por llamarla de alguna manera) no se cumplen: el art. 1 (igualdad de dignidad y de derechos; por ejemplo: zona sur y zona norte de la Ciudad, estado calamitoso y abandonado de la mano del estado porteño de los barrios más pobres de nuestra Ciudad, etc.), art. 2 (goce de todos los derechos sin distinción alguna); art. 3 (derecho a la Seguridad, los niveles de inseguridad que no han podido ser paliados con la Policía Metropolitana, ni por lejos); art. 4 (esclavitud, por ejemplo: trabajo esclavo en talleres de confección de nuestra Ciudad); art. 7 (protección contra la discriminación); art. 12 (injerencia arbitraria en las vidas privadas, por ejemplo las escuchas ilegales que han sido quizás las únicas acciones de gobierno eficaces del gobierno macrista); art. 17 (derecho a la propiedad, por ejemplo el déficit de viviendas en nuestra Ciudad); art. 25 (derecho al bienestar, por ejemplo, condiciones de vida al borde de lo paupérrimo de muchos de nuestros conciudadanos por la inacción o la mala acción del gobierno porteño) y art. 26 (derecho a la educación, aquí incumplimiento se verifica en las escuelas sin calefacción, sin obras, etc.).

Incumple el art. 11, porque según donde hayas nacido o estés viviendo tenés de parte del gobierno de la Ciudad un trato discriminatorio y diferente. No es lo mismo vivir en el norte que en el sur de la Ciudad. No es mismo ser argentino en la Ciudad que ser extranjero, sobre todo de países limítrofes.

Incumple el art. 12 inc. 2 porque la política persecutoria puertas adentro respecto de los empleados municipales que no pueden expresar sus ideas ni sus diferencias políticas, ideológicas o metodológicas son una muestra de la imposibilidad que se tiene en la gestión macrista para expresar las propias ideas.

Incumple el art. 12 inc. 3 porque ha violado el derecho a la intimidad propiciando y llevando a cabo escuchas ilegales.

Incumple el art. 13 inc. 8 porque ha violado la prohibición expresa de ese inciso de realizar escuchas telefónicas.

Incumple el art. 17 porque no satisface las necesidades mínimas de aquellas personas que en la Ciudad tienen sus necesidades básicas insatisfechas.

Incumple el art. 18 porque el gobierno porteño de Macri no promueve el desarrollo humano y económico equilibrado, que invite y recompense las desigualdades zonales dentro de su territorio.

Incumple el art 20 porque no garantiza el derecho a la Salud y el estado de nuestros hospitales públicos porteños es desesperante, y sólo se mantienen en digno funcionamiento gracias a la labor denodada, vocacional y sin descanso de nuestros médicos, enfermeros y auxiliares hospitalarios. Sobre este tema invito a mis lectores a leer un excelente análisis realizado por Fernando Renzi en su blog www.sardinaseneldesierto.blogspot.com .

Incumple el art. 22 porque el gobierno de la Ciudad actualmente no ejerce eficientemente la función indelegable de autoridad sanitaria, porque ni regula, ni fiscaliza ni controla lo que se come, por ejemplo, en la vía pública en condiciones paupérrimas de higiene.

Incumple el art. 23 porque el gobierno de la Ciudad tiene a la educación, a las escuelas y a los docentes porteños en un estado lamentable y en un estado de total marginación respecto de la educación de gestión privada.

Incumple el art. 24 porque el gobierno de la Ciudad no asume su responsabilidad indelegable de asegurar la educación pública.

Incumple el art. 26 porque el gobierno de la Ciudad incumple su deber de cuidar nuestro medio ambiente y asegurar para todos nosotros un ambiente sano. Basta con mirar la deplorable gestión de los desperdicios de todo tipo para entender por qué las calles están como están, llenas de basura, para perjuicio de nuestro medio ambiente y de nuestra salud.

Incumple el art. 27 inc. 2 porque el gobierno porteño no cumple con su deber de preservar y restaurar el patrimonio natural, urbanístico, arquitectónica y de la calidad visual y sonora.

Incumple el art. 27 inc 5 porque el gobierno porteño la única fauna urbana que ha logrado proteger en casi cuatro años de gestión ha sido la que conforman las ratas y las cucarachas.

Incumple el art. 27 inc. 12 porque el gobierno de la Ciudad no ha cumplido con su deber de minimizar volúmenes y la peligrosidad en la generación, transporte, tratamiento, recuperación y disposición de los residuos. La Ciudad está más sucia que nunca. Sinceramente descontrolada.

Incumple el art. 31 inc 1 porque el gobierno porteño no cumple con su deber de resolver progresivamente el déficit habitacional, de infraestructura y servicios, dando prioridad a las personas de los sectores de pobreza crítica y con necesidades especiales de escasos recursos.

Incumple el art. 32 porque el gobierno porteño no garantiza ni promueve las actividades creadoras y culturales porque en lugar de hacerlo, cerró talleres, centros culturales, y otros focos de verdadera expresión cultural y artística barrial.

Incumple el art. 34 porque el gobierno de la Ciudad no garantiza la seguridad de todos nosotros. No sirve su plan de seguridad, si es que tiene alguno. No sirve la Policía Metropolitana tal como está concebida y puesta en funciones. No sirve la actividad descoordinada con la Policía Federal y de la Provincia de Buenos Aires.

Incumple el art. 39 porque el gobierno de la Ciudad no otorga ni remotamente prioridad dentro de las políticas públicas, a las destinadas las niñas, los niños y los adolescentes. Basta ver el estado de desprotección que tienen nuestros chicos de la calle, los de escasos recursos para ver el desapego y la falta de visión humana y humanística que tiene el gobierno de Mauricio Macri. Basta también con haber leído las recomendaciones del Consejo de Niños, Niñas y Adolescentes de Mauricio Macri para la alimentación infantil para darnos cuenta de que esta gente ha perdido irremediablemente el rumbo; si es que alguna vez lo han tenido.

Incumple el art. 41 porque el gobierno de la Ciudad no garantiza a las personas mayores, ni por asomo, ni por cerca ni por lejos, la igualdad de trato y de oportunidades, como así también el pleno goce de sus derechos.

Incumple el art. 42 porque el gobierno de la Ciudad no garantiza a las personas con necesidades especiales el derecho a su plena integración, a la información y a la equiparación de oportunidades. El furor por la discapacidad terminó, para Macri, de la noche a la mañana, cuando su vicejefa fue deportada de la Ciudad para hacerse cargo de una banca legislativa nacional, por lo demás bastante anodina y sin resultados remarcables.

Incumple el art. 43 porque no garantiza un régimen de empleo público, persigue a sus empleados, entre otros muchos incumplimientos que demuestran la insensibilidad social y el poco apego por el trabajo y los trabajadores que tiene la Neoderecha residual porteña.

Incumple el art. 47 porque mientras la Constitución de la Ciudad obliga al gobierno porteño a no interferir con la pluralidad de emisores y medios de comunicación, sin exclusiones ni discriminación alguna, el partido de Mauricio Macri se opuso tenazmente a la sanción de la Ley de Medios Audiovisuales que, por supuesto, está en absoluta consonancia con el art. 47 de la Constitución porteña.

Incumple el Capítulo 17 completo porque el gobierno porteño no muestra desde hace casi cuatro años la menor sensibilidad social, ni tienen la menor vocación humanista por el desarrollo personal y menos aún por la Justicia Social. Ya del hecho de que Macri se proclame "peronista" es un insulto no sólo a los peronistas sino además, a todas las personas que tienen necesidades, a las que lucharon por las necesidades de sus semejantes y sobre todo a las que murieron por mejorar la vida de otros argentinos.

Y por último, aunque no en último lugar, POR SU GRAVEDAD, Mauricio Macri incumple el art. 57 de la Constitución porteña que prohíbe expresamente que cualquier persona sea designada en la función pública si está procesada por un delito doloso en perjuicio de la administración pública.

Qué más decir. Con lo dicho está dicho todo. Nunca (en épocas democráticas, claro está) hemos tenido los porteños un gobierno tan poco eficiente y sobre todo, que haya conculcado tan descaradamente desde las máximas hasta las mínimas garantías constitucionales de nuestra Ciudad.

Sepamos los porteños votar. Nos merecemos una Buenos Aires mejor.



INSTITUTO PARA PENSAR BUENOS AIRES (IpeBA) Asociación Civil
Av. de Mayo 819  piso 7º oficina E  - Ciudad Autónoma de Buenos Aires
Telefax 4342-3079
Horario de Atención: Lunes, miércoles y viernes de 15 a 19,00 horas
Web: www.actiweb.es/pensandobuenosaires
Blog informativo: www.pensandobuenosaires.blogspot.com
Videos: www.youtube.com/IpeBAmultimedia



www.palermonline.com.ar
Equipo Palermonline Noticias
El Portal del Barrio de Palermo
http://www.facebook.com/pages/palermonline/56338272261
Hazte fan

/* blog_palermo */ 2

Imanes para Utilirarios

Imanes para Utilirarios
Imanes para Autos

Páginas vistas la semana pasada

buscador blog